¿Cómo te llevas con el dinero?

Tirando - la casa - por la ventana. Gracias a dope-gif.tumblr.com

¿Cómo te llevas con el dinero?

Es curioso, leemos sobre emprender, lograr tus sueños y ese mundo bucólico del emprendedor 2.0 pero ¿y ganar pasta? ¿dónde quedó eso? Porque de sueños y buenas ideas no se vive, para comer hay que ganar dinero.

Es curioso, leemos sobre emprender, lograr tus sueños y ese mundo bucólico del emprendedor 2.0 pero ¿y ganar pasta? ¿dónde quedó eso? Porque de sueños y buenas ideas no se vive, para comer hay que ganar dinero.

¿Qué piensas sobre el dinero?

Por norma general tenemos una relación amor – barra – odio con el dinero. “Qué bueno es y que asqueroso lo que mueve”. Déjame decirte algo: pensando así, aunque te mates a trabajar poco lograrás. No conseguirás aquello de lo que huyes. Pensando así, es muy posible que vuelvas al regazo del empleo por cuenta ajena – para ganarte la vida – gracias a los consejos de los ‘buenos amigos’ o porque “papá y mamá siempre tienen la razón”.

Desintoxicarse de creencias

Esto de ‘desintoxicarse’ lo habrás leído en montón de infografías con diseño de mal gusto a lo largo y ancho de las redes sociales, parece que de tanto leerlo es una ñoñez y no tiene nada que ver con el mundo ‘real’ pero, es muy cierto.

Tus creencias sobre el dinero, son eso, sólo ideas que crees como reales e intransferibles, las crees porque hasta ahora funcionan en tu mundo, o has dejado que funcionen, sin plantearte el por qué y para qué de estas ideas, estas funcionan gracias a tu apoyo incondicional en ese mundo que vivimos a medias entre lo que queremos ser y lo que somos.

Lo mejor de estas creencias es que como son ideas las puedes cambiar. Sí, aunque parezca imposible puedes cambiarlas. Sólo empieza a pensar que no son reales, sólo ideas y busca otras más sanas y que se adapten a lo que quieres ser en tu vida.

¿El dinero siempre tiene la razón?

No, claro que no. Dice la canción:

Con dinero y sin dinero
Hago siempre lo que yo quiero
Y mi palabra es la ley
No tengo trono ni reina
Ni nadien quien me comprenda
Pero sigo siendo el rey

‘El Rey’ de Jose Alfredo Jimenez

Confieso que este corrido fue lo primero que me vino a la cabeza mientras te escribo, cierto, la segunda mitad es muy del tópico del macho mexicano pero aludo a esta canción, porque leo entre lineas que en efecto si “mi palabra es la ley” – mis deseos son primero – con dinero o sin él, “hago siempre lo que quiero” o lo que me propongo como meta.

Como bien dice ‘El Rey’ puedes hacer y ser lo que quieras sin estar condicionado por el dinero. De eso se trata. El dinero es parte de tus herramientas para trabajar y vivir. No debería ser el todo de tu vida.

Algunos de los nuevos pymes que he conocido y con los que he trabajando dicen que no quieren ganar dinero con su empresa, que no pretenden hacerse ricos. Detrás de eso hay miedo al éxito, a disfrutar del dinero e incluso, ganar más dinero que sus padres.

Mi historia con el dinero
( prometo ser breve )

Cuando dejé de vivir con mi familia y me independicé, tenía contrato fijo con una gran empresa aquí en Canarias. Unos años antes de la entrada oficial y por la puerta grande de la crisis, me dediqué a usar mi contrato fijo para tener un hermoso abanico de más de 6 tarjetas con amplio crédito – muy amplio la verdad – y usarlas todas sin pensar que ese dinero había que devolverlo. Resultado, una cuantiosa deuda de más de 20.000€ y agravios varios en el resto de mi economía, que por fin voy saldando tras casi cinco años de esfuerzos.

Tirando – la casa – por la ventana. Gracias a dope-gif.tumblr.com

Las creencias de los pobres sobre los ricos

Un error muy general de “los pobres” es que creen que los ricos no contabilizan sus gastos, no guardan tickets y los suman a final de mes. Esta forma de pensar hace que tiendas como Primark sean un éxito. Los pobres compran pensando que son ricos. Pensando que los ricos compran así. Y no, los verdaderos ricos no derrochan, invierten y mantienen su dinero en movimiento, vigilan y controlan sus gastos.

Ese fue mi error cuando trabajaba por cuenta ajena, pensar que ‘era rico’ y que el movimiento del dinero era el derroche, no la inversión inteligente.

El reto del pequeño empresario, es mejorar su relación con el dinero.
Se piden préstamos, subvenciones y otros tipos de ayuda, pero no se pide ningún curso sobre el manejo del dinero.

El dinero llama al dinero

Sea la cantidad que sea, el concepto de abundancia es la idea de “que todo circula a mi favor”. La abundancia, genera abundancia como dice el archiconocido y mediático Deepak Chopra. Igual que la pobreza, genera pobreza.

Piensa en esto: Qué hace a un pobre más rico ¿una limosna o un puesto de trabajo?

Debemos aprender a creer en la abundancia, que no es derrochar y que cada uno le pone su propia medida.

Te sugiero este autocuestionario del dinero

¿Cómo me sentiría ganando más dinero que mis padres?
¿Creo que el dinero es sucio?
¿Qué he conseguido con el dinero?
¿Cuál es mi sentimiento sobre las personas que ganan más dinero que yo?
Si tienes hijos ¿Qué ideas del dinero les estás enseñando?
¿Cómo me imagino dentro de 10 años?

Comenta

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas navegando en este sitio aceptas el uso de cookies. ¿estás de acuerdo? más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar